Tito Lafuente

Cancelaciones

Estamos en el mes de mayo, y por desgracia llevamos ya para dos meses encerrados en casa, por un virus del cual hay diversas versiones que circulan por las redes, bulos o no bulos.           Ha provocado un cataclismo en el mundo cultural nunca visto. En el tema que más me influye, es el  de la asistencia a conciertos, que nos ha dejado out.

Por Tito Lafuente

Desde febrero con ganas de mogollón de historias que iban a venir, nos esperaba una primavera de órdago: Ross The Boss, Burning Witches, Anvil, Michael Schenker, y como no con el concierto que programábamos en las fiestas del barrio en el que este año teníamos a un crack de la guitarra: Carlos Saura!!!, y  un largo etc., que nos haría vibrar, emocionar y disfrutar con nuestros amigos.

Al final llegó el no deseado Virus 19, que nos ha descolocado a todos, en el sentido que las medidas tomadas por nuestro gobierno (muy bien o muy mal, según quien lo mire) ha hecho que nos confinemos, encerremos en nuestras viviendas, sin una gran acción que es de nuestro adn: el salir con los colegas, no solo a los conciertos, sino a los bares, al futbol (a quien le guste), a hacer actividades y en fin lo que más nos gusta: interlocutar con todo Dios que se nos acerque.

Al mundo musical le ha tocado mucho por esta pandemia, ya que se nos han ido grandes músicos como: Alan Merril, coautor del pelotazo de Joan Jett: “I love Rock N’ Roll”, o Lou “L.A.” Kouvaris, guitarrista de RIOT, la leyenda del jazz,  Ellis Marsalis Jr,    y una perdida para el rock nacional (no por el virus) como fue Pedro “Polero” Segura, cofundador y batería de una de las grandes bandas del rock aragonés y español:  TAKO.

Respecto a los conciertos, esperemos que nuestro ministro de Cultura se acuerde de los músicos, de todos aquellos que en su día apostaron para enseñar lo que llevaban dentro, para explicarnos a través de sus canciones sus sentimientos que se veían transportados a nuestras ideas que se compartían, a aquellos músicos que les da igual tocar ante miles de personas que hacerlos en garitos con  una decena o centena de personas que  se entusiasman por verlos en directo.

Y no quería olvidarme de toda esa gente que rodea a un concierto, desde el promotor, el de la sala, los trabajadores, los técnicos, los encargados de difundir la publicidad, que se les ha parado el motor que llevaban, desde estas líneas darles el todo el apoyo en la lucha por salir de esta situación y que haya y lleguen pronto sin ningún mamoneo de los bancos,  esas ayudas que va a haber para todos y todas esas pequeñas empresas del ocio y de la cultura.

Quédate en casa!!! Y nos vemos en los conciertos!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.