Jinete de las Ondas

Cuando suena a tontada la actualidad combinada: EpisAudio 29

Por el Jinete de las Ondas
Cuando suena a tontada la actualidad combinada…una columna escrita y sonora del Jinete de las Ondas.

Ya va siendo hora que nos centremos en los asuntos que verdaderamente importan:

Decir “Pamplona” con la boca llena, trata de indicarnos el primer titular. En la capital navarra detuvieron a tres trabajadores pakistanís de un kebab. Se les acusa de un delito contra la salud pública –y notoria-, al demostrarse que el matarratas era su salsa más especial.

 

 

Hallaron producto raticida por diversos lugares del establecimiento, incluida la propia encimera donde manipulaban los alimentos. La inspección se efectuó tras comprobar los síntomas de una víctima hospitalizada y asegurarse que no venía de cenar de un MacDonald’s. Dieron con la pista enseguida, y a lo largo de la semana se han detectado cuatro casos más de posible intoxicación. Realmente, como empiecen a llamar todas las personas que afirman que les sienta mal comer en un kebab va a estar la cosa jodida.

En Cataluña –con independencia de la independencia- nos llegó la noticia de un gerente del Lidl despedido por trabajar más horas de la cuenta. Parece ser que el tipo en cuestión acudía al tajo entre 50 y 90 minutos antes de lo estipulado, que además pedía cumpliesen su mismo horario otros empleados que tenía a su cargo, todo esto –se defiende el mariscal de estanterías sancionado- debido a una reestructuración general de la tienda, que le obligaba a dedicarle tiempo extra a su jornada. La cadena Lidl, muy alemana ella, tras conocer los hechos y determinar que son conductas no contempladas en su reglamento, no dudó en cesar al trabajador y sentenciar: «cada minuto que se trabaja, se paga». Y sí, parece un puto eslogan de supermercado… Currar más de lo establecido siempre genera sospechas; quién sabe si la verdadera función del gerente madrugador era confeccionar salsas de kebab para vender en Pamplona.

En Estados Unidos, esta semana se han publicado documentos inéditos de cuando el asesinato de Kennedy. Pero vamos, que tras anunciarlo como si fueran a aportar datos reveladores y comprometidos… Existen otros aún clasificados sobre ese caso que igual nunca salen a la luz. Trump parecía tranquilo en los últimos días, lo que es noticia porque no deja de usar la misma política que el Lidl; cada minuto con él como presidente, se paga.

En España se cumplen 10 años desde que se inició la investigación del caso Gürtel, y por ahí que siguen de juicios y resoluciones; ¿en qué se asemejaría la trama a un kebab? En que son demasiadas las “cabezas de turco” que se podrían elegir entre tantos culpables. Y en Turquía… ¿utilizarán la expresión “cabeza de turco” o “chivo expiatorio”? Me inclino a pensar que la segunda opción, que sonaría a algún plato estrella de su gastronomía.

Estos días hubo referéndums… No lo van a creer, ¡en Lombardía y Véneto! ¡Y legales! para exigir una mayor autonomía de Italia. Allí todo discurrió de forma civilizada.

En Cataluña seguimos con el caos y el cachondeo. Como una continuación de Torrente 5 –que no he visto la película, pero imaginaban su independencia para el 2018-. Artículo 155 en marcha, cargos cesados que no cesan, manifestaciones ciudadanas, proclamación de nueva república… Es todo como intangible, abstracto, imaginario. Incluso virtual. En un mundo cada día más global esta historia parece de locos. No en vano, los políticos catalanes tienen referencias tan dispares como Estonia para su asesoramiento tecnológico y digital, a Bosnia para crear sus videos propagandísticos que emocionen a Europa. El otro día hasta leí que tuvieron una visita de representantes de Osetia del Sur para establecer relaciones comerciales. Ensalada de naciones ¿o Macedonia? Sí, al norte de Grecia. Mundo globalizado pero siempre ávido de cerrarse con fronteras. Mucha confusión…Corea del Norte, Corea del Sur, Coria del Río.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.