Jinete de las Ondas

C.S.T.A.C. EpisAudio 47: Galas y cortejos. Longevidad del aguilucho común

Por el Jinete de las Ondas

Semana marcada por el Día del Trabajador, una jornada festiva para los obreros y de reivindicaciones en las calles. Así, no es de extrañar que, quienes menos intenciones demuestran por ganarse la vida con el sudor de su frente, fueran los que más ruido generaron para estas fechas.

 

 

¿Sabían que El Corte Inglés está sumido en una lucha de poder entre dos facciones de la misma familia? ¿Que se amontonan las demandas judiciales entre ellos y que solo la próxima junta de accionistas que se atisba en el horizonte puede resolver este desaguisado? Apasionante. Millones de euros en juego y jeques catarís de por medio, apuesto a que el enfrentamiento estriba en los salarios dignos que quieren pagar unos y la estricta jornada laboral de ocho horas que quieren imponer los otros. ¿Sabían que Sáenz de Santamaría y Cospedal también se hallan en una lucha jerárquica de supremacía pepera? Bueno, esto ya ha sido más patente y notorio y salió en todos los informativos; no se miran, no se tocan y no se hablan, aunque coincidan ambas en un acto público. Podría ser un comportamiento capturado de la propia naturaleza: Rajoy, pavoneándose ante las pajarracas y sin decidirse por ninguna, como divirtiéndose, mientras las dos aspirantes al mando de las gaviotas se menosprecian entre ellas. No podía ser de otra manera, y el carismático líder nos dejó una memorable frase para la posteridad, quizá víctima de su propio coqueteo: “Hay cosas más bonitas, como ésta, y otras que no lo son tanto y no me acuerdo de ninguna”.

 

Continuemos con gente que sí trabajó alguna vez. Nos dejó el bueno de José María Íñigo, una de esas personas que nos hacen sentir viejos con su fallecimiento, pues llevabas escuchándolo o viéndolo toda la vida. Por cierto, que esta semana comenzará Eurovisión… Yo propondría en señal de respeto por el periodista hacer como en el fútbol, que cuando un jugador célebre se retira, también eliminan su dorsal del club; sería genial que no enviasen a nadie en el futuro como corresponsal acreditado para retransmitir estas galas. Porque hay cosas que no tienen razón de ser, como montar un festival espectacular donde participan tropecientos países y aportar, exactamente todos, la misma mierda. Se habló estos días de la disolución definitiva de ETA, sin ir más lejos, ¿para cuándo el resto de amenazas que pertenecen ya a otro tiempo? Pidamos el cese de actividad en Eurovisión con sus Temas Asquerosos (abreviatura E.T.A., a partir de ahora).

 

Otro que murió pero que sigue siendo noticia es Franco. Enhorabuena al Diccionario Biográfico Español, porque hemos conocido esta semana que, en su versión digital, ha rectificado la entrada y por fin lo califica como “dictador”, algo que no hizo con su versión impresa del 2.011. Porque solo tratan biografías, sino igual definían a Eurovisión como “Certamen que reúne la música más representativa de cada país, muy a pesar de nuestro Caudillo”.

 

Cositas que tiene nuestro país y que cuestan de rectificar, ya ven. Pero no solo es cuestión de palabras. Una información del jueves pasado advertía: “El Consejo de Europa acusa a España de no cumplir sus recomendaciones contra la corrupción”. Para que luego digan que no sobresalimos sobre el resto; solo mencionaban a Bélgica y a nosotros entre todos los países. Me parece maravilloso que el organismo que crearon para combatir la corrupción europea se denomine “Grupo de Estados contra la Corrupción” y que sus siglas en inglés sean GRECO. ¡Cómo no íbamos a pintar nada! Y con semejantes cuadros…

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.