Jinete de las Ondas

C.S.T.A.C Episaudio 42: El Circo de los Errores

Por el Jinete de las Ondas

Incluso la propia naturaleza juega a confundirnos, anunciando que comenzó la primavera entre borrascas y temporales. Momento para Hugo, el azote floral, el Atila meteorológico en estas fechas.

 

 

Qué es lo que falla cuando errar es de humanos, cualquiera puede equivocarse y rectificar no es de sabios, sino de rectores, como se demostró con la noticia más controvertida de la última semana: el misterioso máster de Cristina Cifuentes. Una Universidad bajo sospecha, una calificación que pasó de “no presentada” a “notable”, una oscura funcionaria detrás de las modificaciones y de la que poco se habla, pero que aparece en todos los guisos. Una actual presidenta de la Comunidad de Madrid que, cada vez que aporta datos, enreda aún más las cosas, si es que eso es posible. Un trabajo de Fin de Máster que nadie ha visto, ni se encuentra. Tampoco ningún alumno vio a Cifuentes por ahí, pero vaya… Ingredientes que siembran dudas innecesarias  (¡atajo de insensatos!), si la explicación más lógica y veraz es la que se hizo ya pública, la del error informático. Una “mala transcripción” la tiene cualquiera. Errar es de humanos; no somos máquinas (y ellas, también fallan). Fin de las pesquisas.

 

Cristiano Ronaldo, otro personaje famoso víctima de sus pequeños errores… Hacienda le acusaba de cometer cuatro delitos fiscales por un valor de casi 15 millones de euros. Por el portugués fueron a declarar tres funcionarios a petición suya, tratando así de demostrar su inocencia. Y resulta que corroboraron todo lo expuesto por la Agencia Tributaria con los delitos que se le imputaban. Si ya no es cuestión de saber elegir bien quién puede salir en tu defensa, es que el astro futbolístico aseguró que se basó en un libro de uno de los que testificaron, el “Manual de Fiscalidad Internacional”, para asesorarse sobre cómo tributar sus derechos de imagen. Pero vamos a ver… ¿no es sospechoso imaginar a Ronaldo cogiendo un libro? Algo falla, seguro que le engañaron y le dijeron que se trataba de un ejemplar de Marca encuadernado. Gente que mete levemente la pata y ya estamos soltándoles los perros. Injusto. Ya lo dijo el abogado de Urdangarín también esta semana, que él no contemplaba finalmente la cárcel para su cliente, teniendo en cuenta que las cantidades defraudadas son mucho más bajas que las de ciertos deportistas de élite…

 

Otro insignificante error humano -y tecnológico- desvelado estos días: el Ministerio de Sanidad vigila 900 maltratadores con pulseras de control que datan del 2.009 y que se han quedado obsoletas. Por el momento no han logrado mantener con garantías ese servicio, conocido como programa “Cometa”. Teniendo en cuenta que el 70 por ciento de las alarmas que registran se deben a fallos técnicos, el sistema parece entrar en una fase Beta y pasa de “Cometa” a “Cometa asesinatos”, hasta que por fin se decidan a dar el paso con una pronta actualización. Quizá debieran de gestionar el asunto con la universidad de Cifuentes, tan rápida como se muestra para solventar los errores informáticos.

 

Cerramos con la detención de Puigdemont, hoy mismo, en Alemania. Su error; pasearse por Europa y cruzar países tan ricamente, despreocupado, como el que paga un máster y se asegura ya con ello su titulación.

 

Se presumen muchas protestas en las calles de Cataluña en la que parece será una semana movidita (más que una funcionaria manipulando notas finales).​

 

 

 

Deja un comentario si te gustó

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.