Jinete de las Ondas

Cuando suena a tontada la actualidad combinada: EpisAudio 33

Por el Jinete de las Ondas
Cuando suena a tontada la actualidad combinada…una columna escrita y sonora del Jinete de las Ondas.

 

Una semana con importantes efemérides marcadas en el calendario, comenzando por el 20-N, la conmemoración de la muerte del caudillo, para mayor gloria de España.

 

 

 

 

 

Si fue un jueves, 20 de noviembre de 1.975, cuando Franco abandonó este mundo, jueves fue también el último Día de Acción de Gracias de los yanquis, el pasado día 23. Y el 23 de noviembre, pero del 75, se enterró al dictador. La relación entre fechas y eventos es tan descarada como significativa; días que celebrar y que son de agradecer. 42 años ya sin el jefe supremo de los aguiluchos mientras, al otro lado del charco, la gente se reúne para cenar pavo. Igualmente, desde esos lares, llegó la noticia de otra defunción, la de Charles Manson –que no era judío y “manson”, que diría Franco-. Una biografía escueta sobre él sería que tuvo una infancia difícil. Nunca conoció a su padre, y su madre lo llegó a cambiar por una jarra de cerveza en su niñez. Maduró, y quiso hacerse estrella del pop, pero terminó formando una secta de hippies lisérgicos que se dedicaron a sembrar el terror por California, con una serie de macabros asesinatos a ritmo de un famoso tema de rock, en cuya letra querían ver un mensaje apocalíptico que les revelaba una futura guerra mundial entre negros y blancos. Helter Skelter se llama aquella canción, del conocido como “álbum blanco” de los Beatles.

 

Del “White Album” al “Yellow Submarine”, esta misma semana. Sirva la conexión entre discos de la banda británica para apuntar que se sigue buscando el submarino argentino que desapareció días atrás sin dejar rastro. Ninguna connotación más; ni el sumergible es amarillo ni tratamos de hacer apología alguna de la Guerra de las Malvinas. Tampoco hay constancia de que estuviese Manson detrás del suceso, que entonces sería otro cantar.

 

Una noticia sí guardaría paralelismos con el famoso psicópata, el juicio por la violación de una chica en Sanfermines a cargo de un grupo de elementos que se autodenominaba “la manada”, y que tampoco hacían ascos a ponerse hasta el culo de drogas y abusar de quien estimaran oportuno y según su voluntad. Un guardia civil y un militar entre los acusados, que son cinco, como los Beatles en sus inicios. A Manson le “hablaba” una canción apocalíptica, a “la manada” le gustaba grabar sus fechorías: la delincuencia de las audiovisuales. Para el martes se espera concluya un proceso en el que 96 segundos de video grabados por los propios violadores deberían servir como prueba definitiva porque, manda huevos, la defensa del quinteto criminal alega que la víctima tuvo “cierta iniciativa” durante los hechos. Y hasta se hicieron con los servicios de una agencia de detectives para seguir el comportamiento de la chica en redes sociales después de la agresión. Eso sí, el tribunal rechaza la prueba de chats de whatsapp en días anteriores al suceso, donde esta jauría se refería a posibles violaciones o a cómo conseguir burundanga.

 

Será porque también tuvo lugar el Black Friday esta semana, temporada en la que tecnología y rebajas tienen éxito asegurado… Tres agentes de la Policía Municipal de Madrid suspendidos temporalmente, por utilizar la tecnología de whatsapp en un grupo que conformaban 150 individuos, y que algunos usaban para rebajar e insultar a los más diversos personajes, ya fuera deseando la muerte de su alcaldesa, de Pablo Iglesias o de todos los periodistas de La Sexta. Incluso adjuntaban por ahí imágenes de Hitler, afirmando que “él sabía cómo hacer las cosas”. Una frase que me ha gustado particularmente y que por allí expresaron: “el fascismo es alegría” -desconozco si acompañada con emoticonos de bailadora y paella en la misma línea-.

 

Un atroz atentado en Egipto, la condena a cadena perpetua del ex general serbio “carnicero de los Balcanes”, la petición de Urdangarín para ser absuelto de sus cargos… Demasiadas cosas que resumir en una intensa semana. Me quedo con una frase del ex duque de Palma en su escrito de exculpación: “No se puede demandar al olmo por no dar peras”. Yo juraría haber leído algo parecido en una canción de los Beatles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.